$evento.imagenes[0].titulo

Declaración de la renta. ¿Estoy obligado a declarar?

10 / 04 / 2018

Estamos en plena campaña de declaración de la renta y asumimos que este trámite lo tiene que realizar todo aquel contribuyente que en el ejercicio 2017 obtuvo rentas sujetas al IRPF. No obstante, conviene saber que no siempre se está obligado a realizar y presentar esta declaración.

¿Cuándo no es obligatorio hacer la declaración de la renta?

En caso de que obtengas rentas que procedan de rendimientos íntegros del trabajo, rendimientos íntegros del capital mobiliario o rentas inmobiliarias imputadas, no estarás obligado a declarar el IRPF por tributacion individual o conjunta, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

- Si has obtenido rendimientos del trabajo (incluyendo pensiones, anualidades por alimentos, haberes pasivos...) que no superan los 22.000 euros anuales, siempre y cuando se produzcan estas condiciones:

     · Siempre que procedan de un único pagador.
     · En caso de que las rentas procedan de más de un pagador, siempre que no superen en su conjunto y por orden de cuantía 1.500 euros anuales.
    · Si los rendimientos de trabajo consisten en prestaciones pasivas (como pensiones de SS, prestaciones, seguros...) siempre que haya solicitado el contribuyente el tipo de retención aplicable establecido, mediante el modelo 146.

- Se aplicará un límite de 12.000 euros anuales (en vez de 22.000 euros anuales) cuando ocurran las siguientes condiciones:

      · Si los rendimientos del trabajo proceden de más de un pagador y superan los 1.500 euros anuales.
      · Si se perciben pensiones compensatorias por parte del cónyuge o anualidades (no exentas) por alimentos.
     · Si el pagador de tales rendimientos de trabajo no está obligado a retención (conforme a lo previsto).
     · En el caso de que se perciban rendimientos íntegros del trabajo a tipo fijo.

- Rendimientos íntegros del capital mobiliario, como por ejemplo dividendos de acciones, intereses... así como ganancias patrimoniales que estén sometidas a retención o ingreso a cuenta (fondos de inversión, premios...) cuyo límite conjunto no exceda anualmente 1.600 euros.

- Aquellas rentas inmobiliarias imputadas en virtud del artículo 85 de la Ley de IRPF, así como aquellos rendimientos derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o precio tasado, siempre que presenten como límite conjunto 1.000 euros anuales.

- Rendimientos íntegros del trabajo, capital o actividades económicas, al igual que ganancias patrimoniales siempre que no sobrepasen un límite conjunto de 1.000 euros anuales y unas pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

Si supero estos límites, ¿estoy obligado a declarar la renta?

En caso de superar las cifras establecidas como límites máximos, tendrán la obligación de declarar este impuesto todos aquellos contribuyentes durante el plazo correspondiente del ejercicio. Recuerda que para este año 2018 dispones de un plazo para presentar la declaración desde el 4 de abril hasta el 2 de julio.

Puedes informarte más detalladamente sobre el proceso de declaración de la renta a través del portal de la Agencia Tributarias, así como realizar la declaración de la renta por internet.

Si necesitas más información sobre IRPF, puedes solicitar una consulta online para resolver cualquier duda sobre este impuesto o cualquier otro. Síguenos en redes sociales y no os perdáis nuestras próximas publicaciones para estar al tanto de las últimas novedades en materia profesional y empresarial.

¿Te ayudamos? Introduce tu teléfono y un profesional se pondrá en contacto contigo